Bodega Las Virtudes apuesta por la confusión sexual para controlar la polilla de racimo

Un total 400 hectáreas han sido controladas con este sistema, alrededor de un 50% de la superficie de viñedo de que dispone la bodega. Este tipo de acciones se enmarca dentro del compromiso de la Bodega Las Virtudes por minimizar el impacto medioambiental y fomentar una gestión ecológica del viñedo.

La polilla de racimo (Lobesia botrana) es una de las principales plagas que afecta al viñedo en España. La técnica conocida como confusión sexual es un método biotécnico, no contaminante, que supone una alternativa a la protección química tradicional. Consiste en dispersar en los viñedos feromona sintetizada de hembra, mediante difusores colocados en las cepas, para confundir al macho y evitar de esta manera que la hembra sea fecundada.

Los difusores de feromona son colocados a finales de marzo. Al mismo tiempo se instalan trampas, tanto en parcelas tratadas con confusión sexual como en parcelas no tratadas, para comprobar que no existen polillas en las primeras y saber cómo afecta la plaga a las segundas. En ninguna de las trampas situadas en las parcelas tratadas con confusión sexual las capturas han superado el umbral de tratamiento, por lo tanto no será necesario tratar para la polilla de racimo en estas parcelas.

Gracias a este sistema aumenta el control sobre la plaga, disminuye la aplicación de insecticidas y mejora la calidad y la cantidad de la uva cosechada y, por lo tanto, de los vinos. Todo ello supone una reducción de costes que repercute en el beneficio del agricultor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies